PRENSA

últimas noticias publicadas acerca de Broken Mind

    La Nación Emprendedores

    Un servicio para manejar toda la casa a travEs de Internet

    La firma Broken Mind incursiona en el negocio de la automatización del hogar

    ¿Me olvidé la ventana abierta? ¿Cerré bien la puerta? ¿Apagué las luces? Esas preguntas pueden convertirse en algo del pasado con la propuesta de Broken Mind, una empresa que vende la casa "inteligente", con la cual es posible apagar una luz con un celular o ver si alguien entró en la casa desde cualquier computadora con Internet.

    Detrás del proyecto están Juan Pablo Degiovanni, Diego Cassino y Lucas Rolandi. Los dos primeros están acostumbrados a abrir nuevos mercados: antes de que los mensajes de texto se masificaran, crearon M-Joy una empresa de servicios de telefonía para tecnología móvil, que luego vendieron a muy buen precio y gerenciaron por dos años.

    Ese contrato de gerenciamiento venció el año pasado, pero para entonces el dúo ya tenía la mira puesta en el negocio de la domótica, o automatización del hogar. Fue Rolandi, amigo de ambos, quien les acercó la idea. Anteriormente había trabajado en empresas de telecomunicaciones y reconoció el potencial del servicio, que ya se estaba consolidando en países de Europa y en Estados Unidos.

    "Empezamos otra vez con algo nuevo. Siempre miramos lo que se afirma en los mercados desarrollados porque sabemos que vendrá acá, tarde o temprano. Lucas comenzó a trabajar en el proyecto a principios de 2007 y nosotros nos metimos de lleno a fin de año, cuando terminó nuestro contrato", contó Cassino.

    Con una inversión inicial de 70.000 dólares, el trío importó los equipos necesarios y acondicionó un show room en Núñez, que permite ver concretamente en qué consiste la casa inteligente. Al llegar a la puerta, el visitante ya tiene la primera pista: un dispositivo de huella digital, que reconoce al dueño de la propiedad.

    Adentro, un dispositivo touchscreen despliega un menú, y con sólo tocar determinadas opciones se puede apagar y prender luces, controlar la temperatura de una cava, subir y bajar persianas y detectar si hay alguna ventana abierta. No hace falta apelar al touchscreen . Las teclas tradicionales de la luz cumplen las mismas funciones y todos pueden acomodarse al "humor o los programas de los clientes".

    "Se pueden configurar distintas funciones. Así, cuando me voy, con una tecla apago luces, enciendo alarma y apago el aire. Si quiero ver una película, toco otro comando y puedo moderar la iluminación, bajar la persiana y lograr cierta temperatura", explicó Rolandi.

    "Todo -continuó- corre por Internet. Hoy tenemos disponible tecnología de fibra, por lo cual el servicio está limitado a nuevas construcciones o remodelaciones, porque poca gente está dispuesta a romper la pared para hacer el cableado. A mediados de año vamos a contar con tecnología inalámbrica de Wi-Fi y vamos a levantar esa barrera."

    Producto segmentado

    ¿Cuánto cuesta el hogar inteligente? Depende de los módulos que se contraten y la cantidad de equipos, pero la base está por encima de los 5000 dólares. El cliente puede elegir de un portafolio segmentado en iluminación, climatización, entretenimiento y seguridad.

    "El producto es para consumidores de alto poder adquisitivo. Hoy les vendemos a arquitectos y desarrolladores y a residenciales. Ya funcionan sistemas Broken Mind en La Dolfina, Highland, Barrio Norte y la torre El Faro de Puerto Madero", destacó Degiovanni. Con esos proyectos y otros por venir, entre los que se destaca uno en Uruguay, la compañía facturará 350.000 dólares este año.

    Los emprendedores afirman que el potencial del mercado es grande porque "los desarrolladores están buscando sumar valor a sus proyectos con propuestas innovadoras". Además, aparecen los servicios de contenidos que se pueden proveer a través de la interconexión del hogar. "Un ejemplo puede ser un contrato con un delivery de helados o sushi para que el cliente pueda apretar un botón y hacer su pedido. Si todo está conectado, los límites son pocos", concluyó Cassino.

    notaVer nota en La Nación

    tagsTag : emprendedores-econonómico-la-nacion-diego-cassino-lucas-rolandi-domótica-casas-inteligentes